Color, el diagrama de la mente humana de Goethe.

Johann Wolfgang Von Goethe, publicó en 1810, su famoso libro, Zur Farbenlehre (Teoría de los colores). Aunque es más conocido por su faceta de poeta, el mismo califico a esta obra al mismo nivel que Fausto.

Este libro muestra una teoría de la visión desde una perspectiva holistica, en la que analiza el color desde una visión global, siendo la emocional la más novedosa.

«El todo es más que la suma de las partes» Arsitóteles.

La teoría del color de gohete no fue apreciada por la comunidad científica del momento, incluso hoy en día es frecuente que en las escuelas se estudie el color solo desde la perspectiva física matemática de Newton. Esta nueva visión contradice a newton, incluso lo ningunea en su libro, cuestión que tampoco ayudo a la difusión de sus ideas.

Al margen de la controversia, Goethe estudió el color como sensación. Siendo la percepción una parte fundamental del mismo. sentando las bases de la psicología del color y de la teoría Retinex. Dando la dimensión humana al color que la teoría física de Newton no explica.


triángulo de color de Goethe o diagrama de la mente humana.

Dispone en un triágulo los tres colores primarios y sus mezclas, y propone cinco armonias que definiran cinco personalidades:

Lucido, serio, melancólico, poderoso y sereno.

Los siguientes son los atributos que Goethe relacionó con cada color.

Amarillo: Es el color más cercano a la luz. En su pureza más alta que siempre lleva consigo la naturaleza de brillo, tiene un carácter suave, emocionante sereno. Por otro lado es muy susceptible a la contaminación, produce un efecto muy desagradable y negativo al mancharse.

Azul: Se puede decir que el azul tiene un principio de la oscuridad en él. Este color tiene un efecto peculiar y casi indescriptible en el ojo. En su pureza más alta es, por así decirlo, una negación estimulante. Su aspecto es, pues, una especie de contradicción entre la excitación y reposo.

Rojo: El efecto de este color es tan peculiar como su naturaleza. Se transmite una impresión de gravedad y dignidad, y al mismo tiempo de gracia y atractivo. El primero en su estado oscuro y profundo, en el último en su luz atenuada.

Violeta: El violeta es el color de la madurez y la experiencia. En un matiz claro expresa profundidad, misticismo, misterio, melancolía, es el color de la intuición y la magia; en su tonalidad púrpura es símbolo de realeza, suntuosidad y dignidad.

Naranja: Mezcla de amarillo y rojo, tiene las cualidades de ambos, aunque en menor grado. Es el color de la energía, un color para temperamentos primarios, que gusta a niños, bárbaros y salvajes porque refuerza sus tendencias naturales al entusiasmo, al ardor, a la euforia…

Verde: Este color es reconfortante, libera al espíritu y equilibra las sensaciones. El ojo experimenta un estado de agrado cuando lo observa.

Fuentes y ampliación:

Calvo Ivanovic, I. (2014-12).Cuatro aproximaciones a la teoría de los colores de Johann Wolfgang von Goethe. Disponible en http://repositorio.uchile.cl/handle/2250/144576

Hipertextual La teoría del color de Gohete y su relación con la personalidad del ser humano.

Yorokobu Goethe contra Newton: la búsqueda del color en la oscuridad.

Vídeografía:

2 thoughts

    1. Hola Vicente, esa combinación que comentas corresponde a una armonía de colores adyacentes, un color, su complementario y alguno cercano o análogo. Como en otros aspectos del arte como la composición, no hay normas estrictas, pero si caminos que llevan a buen puerto. Se puede llegar desde el conocimiento teórico o del empírico, todos los caminos son buenos. Lo mejor nutrirse de los grandes, entender los conceptos para luego poder romperlos desde el conocimiento. En breve sacaré otro post sobre Goethe y la rosa de los temperamentos y algo más sobre armonías de color. Gracias por participar, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *