pintura mural en avión situado en los jardines de la T2 del aeropuerto internacional Adolfo Suarez Madrid Barajas. La pintura mural en este avión pretende dar la bienvenida con el sol como símbolo de España en el extranjero, destacando con sus colores del espacio boscoso en el que se encuentra. El fuselaje representa el transito del sol con el día y la noche y los elementos del aire con sus nubes. En la parte baja de las alas se pueden ver los dibujos de la historia de la aviación y las constelaciones del cielo de Madrid.