Conjunto pictórico inspirado en los textos apocalípticos y en la iconografía románica occidental. En la cúpula se representa el Pantocrator tomando referencias plásticas del Beato de Liébana de San Miguel de la Escalada y del cristo de san clemente de tahull. En la bóveda se representa la parusía del hijo de Dios ante las doce tribus del mundo. Los Colores siguen la paleta tradicional simulando los trabajos de temple realizados para la ocasión con una emulsión acrílica que garantiza la perdurabilidad de la película pictórica.